Sí, yo creo en Dios

Era una joven de 17 años de edad. 

Él estaba mirándola fijamente, mientras sostenía un rifle frente al rostro de la joven.

- ¿Crees en Dios?

Ella guardó silencio. Era una pregunta de vida o muerte.

- Sí, yo creo en Dios.

- ¿Por qué? - preguntó el verdugo.

Pero nunca le dio la oportunidad de responder.

La joven adolescente yacía muerta ante él.


Esta escena pudo haber ocurrido en el Coliseo Romano. Pudo haberse lelvado a cabo durante la Edad Media. Y pudo haberse sucedido en un sinnúmero de países alrededor del mundo hoy día.

Hay quienes están siendo encarcelados, torturados y asesinados cada día, porque rehúsan negar el nombre de Jesús.

Esta historia en particular, no ocurrió en tiempos antiguos, ni en Vietnam, Paquistán o Rumania. 

Sucedió en la Escuela Secundaria Columbine, en la ciudad de Littleton, Colorado, el 20 de abril de 1999.

No hay comentarios:

Publicar un comentario